Una de las claves más simples y fáciles para ser felices: practica la gratitud!

664633_457680144326052_791832386_o

Hace tiempo que leo con frecuencia en artículos, entrevistas y videos relacionados con la felicidad, sobre la importancia de la gratitud.

Incluso hablé de ello en uno de los primeros post de este blog.

Sin embargo, hasta hace relativamente poco, no había entendido su efecto en mi estado de ánimo y en mi felicidad.

En este mundo tan lleno de objetivos, de mensajes en los que parece que siempre  debemos conseguir algo más y crecer más buscando la perfección, es fácil olvidarse de valorar lo que ya tenemos.

Así que entramos en una constante carrera hacia nuevos objetivos, mejoras personales y logros mayores.

Creo que desear ser mejores es una actitud positiva y que mensajes como: “vence tus miedos”, “todo es posible”,” sal de tu zona de confort”… pueden ayudarnos a crecer, soñar y avanzar en nuestras vidas en general.

Sin embargo, también puede generar una actitud de eterno descontento y de cierta frustración… esa sensación de que nada es suficiente.

Lo sé porque yo me he sentido así y he dejado de valorar en mi vida cotidiana cosas tan importantes como la salud, tener un trabajo que me apasiona, tener a gente querida cerca, y un montón de otros aspectos esenciales para el bienestar que a veces damos por hecho.

Y de pronto, algo ocurre y perdemos alguna de esas cosas,  sólo entonces cuando nos damos cuenta de su valor. Por ejemplo yo me he dado cuenta de la importancia de la salud cuando me he puesto enferma o de cuanto quiero a ciertas personas cuando han desaparecido de mi vida o de cuanto me gusta una ciudad cuando la he dejado.

Pero cuando podía disfrutar de todo ello, no era realmente consciente de su valor.

Existe una clave muy sencilla para  valorar lo que tenemos sin necesidad de sufrir pérdidas o  vernos en situaciones extremas.

Simplemente aprendiendo a “darnos cuenta” de todas las cosas buenas que tenemos en nuestra vida  cotidiana y a agradecerlas.

Sí, se trata de practicar el sentirnos agradecidos y aprender a valorar lo que tenemos aquí y ahora.

Y para eso te propongo un reto durante los próximos 21 días.

 

“Escribir todos los días 3 cosas por las que estar agradecido” .

Para ello:

DSC_1359

  • ELIGE UN LUGAR DONDE ESCRIBIR QUE TE INSPIRE Y DONDE RECOGER LOS 3 MOTIVOS DE AGRADECIMIENTO. un cuaderno o un espacio virtual donde puedas escribir tus razones para estar agradecido en el día de hoy. A mí me gustan los cuadernos tradicionales y siempre llevo uno conmigo. Aquí tienes una foto:

    Pero también puede hacerse desde el teléfono o en Evernote o enviándote un email.

Lo importante es tener un espacio donde apuntar tus razones para estar agradecido que te resulte fácil de utilizar.

  • ELIGE UN MOMENTO   en el que sentarte tranquilo para recorrer tu día y  date espacio para pensar y elegir 3 cosas que te hayan hecho disfrutar o que valores y por las que estés agradecido y APUNTALAS!

Os aconsejo hacerlo todos los días para  que se convierta en un hábito. Yo lo hago por las tardes, cuando llego a casa y me dedico rato  a pensar en las cosas buenas del día.  Solo te llevará unos minutos… y si un día olvidas hacerlo, no te preocupes, simplemente retómalo al día siguiente.

  • 664633_457680144326052_791832386_oSi lo preferís también podéis hacerle UNA FOTO A ESE MOMENTO DE GRATITUD Y COMPARTIRLA.  La mía de hoy es la pausa con café y charla que he podido disfrutar con mi amiga Maru hoy. Aquí tenéis la foto del momento.

El efecto es increíble

  • Primero porque supone darse la posibilidad de analizar nuestro día desde una perspectiva positiva. Aunque haya sido un día difícil siempre podremos encontrar algo que agradecer.

  • Segundo porque nos pone “alerta” durante el día, de forma que nos fijaremos en cosas buenas que nos ocurran a lo largo del mismo para poderlos incluir en nuestra lista. Disfrutaremos mucho más de los pequeños placeres que antes nos pasaban desapercibidos!

  • Y además a largo plazo, nos permite darnos cuenta de cuando nos estamos quejando o no valorando la parte positiva de los acontecimientos y así podremos transformar la queja en agradecimiento.

¿Te animas a hacerlo durante los próximos 21 días?

Si te interesa suscríbete al blog y recibirás algunas propuestas para afianzar el hábito que iré compartiendo en los próximos días

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s